transmisi9nes porno ao vivo

Toda la poesía del escritor cubano se resume en este poema estremecedor.
En el pensamiento místico, esa búsqueda del vacío conlleva la promesa de una unión, de un encuentro con otra realidad.
Y que poseen un extraño tabú: no soportan la sal.Luzbel se rebeló contra Dios y, deseoso de fundar su propio reino, abandonó el cielo dejando tras él un rastro luminoso de tan indescriptible belleza que muchos ángeles le siguieron.Pobre del que no se detenga a escucharlos: nunca tendrá nada interesante que contar a los demás.Los elfos, las hadas, los duendes y demás criaturas que pueblan los cuentos populares, pertenecen a ese mundo del pequeño rasguño, del pabellón del vacío.Su vista es muy aguda y puede ver lo que ninguna otra criatura.Al ver que Eva mentía, Dios le dijo que, en castigo, esos niños permanecerían escondidos eternamente para el resto de los hombres del mundo.Y así debía hacer también ella: huir de las criaturas y zambullirse en ese centro, que era Dios, escondiéndose.
El unicornio corre a su lado y se queda plácidamente dormido sobre su falda, momento en que los cazadores lo capturan, mientras el corazón sou patricinha ja creci e agora quero dar sexo de la doncella queda trastornado para siempre a causa de esa traición.




Y así se constituyó la estirpe de las hadas.Una antigua leyenda relaciona el origen de las primeras con los ángeles caídos.De un mundo habitado, sí, pero también abierto y ajeno.Tienen el poder órfico, acercan lo lejano y alejan lo cercano, y el poder icárico, arden.Esos versos apps de namoro e sexo on line son de, el pabellón del vacío, el poema que Lezama Lima escribiera pocos días antes de morir.Descendió del cielo e hizo del infierno su reino, pero los ángeles no dejaban de seguirle y, como el cielo se estaba vaciando, Dios intervino haciendo que las puertas del cielo y del infierno se cerraran bruscamente.Pero el vacío es calmoso, / lo podemos atraer con un hilo / e inaugurarlo en la insignificancia".Son los descendientes de aquellos niños que Eva escondió de la mirada de Dios: un pueblo perdido que siguiera buscando en el mundo un lugar donde quedarse.Dios le preguntó si todos sus hijos se hallaban presentes, y Eva contestó que.



En medio quedaron un montón de ángeles que como no tenían adónde ir se refugiaron en las cavidades de la tierra, como quienes saben que no van a ser bien recibidos.
Tenemos, como quería Kafka, que instalarnos en el corazón de las cosas.

[L_RANDNUM-10-999]